Conoce los diferentes tipos de luz y sus usos en la vida cotidiana.


La luz es una parte esencial de nuestras vidas. Nos ayuda a ver, comunicarnos, cultivar alimentos y mantenernos calientes. Pero una exposición excesiva a la luz por la noche puede causar problemas a las personas con trastorno afectivo estacional (TAE).

La luz blanca

La luz blanca se compone de longitudes de onda entre 400 nanómetros y 700 nanómetros. El ojo humano utiliza este tipo de luz para percibir el color. La luz azul se compone de ondas entre 450 nanómetros y 490 nanómetros. Este tipo es utilizado por el cerebro para ayudar a regular los ciclos de sueño.

La luz azul

Hay dos tipos principales de luz visible: la luz blanca y la luz azul. La luz blanca tiene longitudes de onda que van de 400 nanómetros a 700 nanómetros. La luz azul tiene longitudes de onda entre 450 nanómetros y 500 nanómetros. Ambos tipos de luz se utilizan en nuestro entorno. Sin embargo, hay algunas diferencias entre ellas.

Luz roja

Aunque tanto la luz roja como la verde forman parte del espectro visible, cada una tiene propiedades únicas. La luz roja es más energética que la verde, por lo que puede penetrar más profundamente en los objetos. También tiene una frecuencia más alta, lo que significa que vibra a mayor velocidad. Esto hace que la luz roja sea más adecuada para su uso con determinados dispositivos médicos.

Luz verde

Además de la luz roja y verde, hay otros colores dentro del espectro visible. La luz azul es menos energética que la roja, por lo que no puede penetrar tan profundamente. Sin embargo, la luz azul se sigue utilizando en algunas aplicaciones porque no causa daños en el tejido biológico. La luz violeta tiene incluso menos energía que la luz azul, por lo que es una opción ideal para su uso con determinados equipos médicos.

Luz ultravioleta

La luz ultravioleta (UV) tiene longitudes de onda entre 100 nm y 400 nm. Es invisible para el ojo humano, pero puede ser detectada por sensores especiales. La luz ultravioleta se utiliza a menudo en las camas de bronceado, las lámparas solares y los dispositivos de iluminación fluorescente.