acto 9 de julio - glosas 9 de julio - palabras alusivas 9 de julio - día de la independencia

El 9 de julio festejamos el Día de la Independencia Argentina y en este artículo te mostramos IDEAS de PALABRAS ALUSIVAS y GLOSAS para celebrar los actos escolares de Primaria, Secundaria y para cualquier acto cívico.

Puedes copiar, guardártelo en PDF o simplemente usarlo como fuente de inspiración, libremente.

Elige A CONTINUACIÓN un Título acorde a tus necesidades

ACTO ESCOLAR – Primaria y Secundaria

Organización básica:

  1. Saludo Inicial del 9 de Julio.
  2. Introducción Conmemorativa.
  3. Ingreso de las Banderas de Ceremonia.
  4. Himno Nacional y luego otras canciones patrias o minuto de silencio.
  5. Palabras Alusivas del 9 de Julio.
  6. Despedida de las Banderas.
  7. Números musicales y artísticos.
  8. Fin del acto.
  1. Para empezar, el saludo inicial debe seguir las reglas de protocolo y ceremonial. Este saludo se prepara justo antes del acto, dependiendo de quién está presente y quién no.
  2. La introducción debe ser breve y clara. Destaca la importancia del evento que se está conmemorando y prepara a la audiencia para las partes más solemnes que vendrán después.
  3. Cuando se presentan las Banderas de Ceremonia, se aplaude. Luego, se menciona a los abanderados, comenzando con la Bandera Nacional y luego a los escoltas. Si hay un cordón de honor, se mencionan al final. Después de nombrarlos, se les aplaude nuevamente.
  4. El momento del Himno Nacional es muy solemne. También se pueden agregar otros himnos o canciones patrias relacionados con la fecha que se está conmemorando. Si falla el audio, alguien tiene que comenzar a cantar el Himno en voz alta y esperar a que los demás lo sigan.
  5. Las Palabras Alusivas pueden ser un desafío. Hay que decidir quién las escribe y quién las lee. Cada persona las escribirá según sus conocimientos o buscará información en internet. No hay una forma correcta o incorrecta de hacerlo, lo importante es ser claro e informativo, y también invitar a la reflexión sobre el tema del acto. El que las lee debe ser claro, pausado y transmitir el mensaje de manera efectiva.
  6. La Despedida de las Banderas debe ser breve y siempre se acompaña con aplausos.
  7. Luego vienen los Números artísticos preparados con los alumnos. Deben estar numerados correctamente para que los estudiantes que participan en más de uno puedan cambiarse o acomodarse sin interrupciones incómodas. Haz una breve introducción para cada número, mencionando a los alumnos y al docente a cargo. Recuerda estar atento a los padres que se acercan a tomar fotos o grabar a sus hijos, sé firme pero amable al pedirles que regresen a su lugar.
  8. Al finalizar el acto, (ya están todos cansados) haz unas palabras breves y, si es necesario, presenta a un directivo para que hable.
casa de tucumán - acto 9 de julio - día de la independencia argentina

PALABRAS ALUSIVAS 9 DE JULIO

En conmemoración de otro aniversario de la Declaración de la Independencia por parte del Congreso reunido en Tucumán en el año 1816, recordamos este acontecimiento a través de la historia de sus actores primordiales.

El 9 de julio de 1816 marcó un hito trascendental en la historia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, cuando el Congreso de Tucumán, conformado por representantes de dichas provincias, proclamó solemnemente la Independencia.

En aquel día memorable, las calles de los alrededores de la Casa de Tucumán se vieron inundadas por manifestaciones populares, que entonaban fervorosamente el grito de «¡Viva la Patria!».

A pesar de que la sesión parlamentaria se prolongó hasta altas horas de la noche, los festejos tuvieron lugar al día siguiente. Este acontecimiento histórico marcó la ruptura definitiva de los lazos políticos con la corona española, completando así el proceso revolucionario que había tenido inicio el 25 de mayo de 1810.

Debido a las circunstancias conflictivas que afectaban a las Provincias Unidas, el Congreso decidió llevar a cabo sus deliberaciones en Tucumán. Fue allí donde los diputados reafirmaron su decisión de romper «los violentos vínculos que las ligaban a los reyes de España», a fin de constituir «una nación libre e independiente del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli». Pocos días después de esta declaración, añadieron también la cláusula «y de toda otra dominación extranjera», eliminando cualquier posible especulación sobre una sumisión al rey de Portugal.

El 10 de julio se llevó a cabo una celebración de carácter más íntimo, que dio inicio a las nueve de la mañana con una misa en el templo de San Francisco, a la cual asistieron los principales referentes de la sociedad tucumana.

El 21 de julio, llegó el día de la festividad popular, convocando a hombres, mujeres y niños a un acto en el Campo de Carreras. Este lugar tenía una importancia simbólica debido a que allí se libró la Batalla de Tucumán.

Esta celebración representó la primera apropiación del proceso revolucionario por parte de la comunidad, en la cual Manuel Belgrano y el gobernador Araoz ofrecieron sus primeros discursos, enalteciendo el patriotismo de los combatientes y convocando al apoyo del pueblo.

Hoy en día, contemplemos cómo la independencia se despliega en innumerables facetas de nuestra existencia, y si bien encarna la libertad, también conlleva una responsabilidad trascendental.

Es la responsabilidad de salvaguardar el anhelo de una Argentina emancipada y autónoma.

El 9 de julio se erige como un día que nos convoca a la reflexión, a la expresión de ideales patrióticos que se encuentran entrelazados con aquellos valores que nos acompañan a diario: libertad, soberanía e igualdad.

¡Viva la Patria!

PALABRAS ALUSIVAS al 9 de Julio

El 9 de julio de 1816 quedó grabado como un momento trascendental en el devenir de las Provincias Unidas del Río de la Plata, cuando el Congreso de Tucumán, compuesto por dignos representantes de estas tierras, proclamó con solemnidad la Independencia.

En ese día memorable, las calles que rodeaban la Casa de Tucumán se llenaron de una ferviente marea de manifestantes, cuyos cantos entonaban con pasión el grito liberador de «¡Viva la Patria!».

Aunque la sesión parlamentaria se extendió hasta las profundas horas de la noche, los festejos se reservaron para el día siguiente. Este acontecimiento histórico marcó la ruptura definitiva de los vínculos políticos con la corona española, culminando así el arduo proceso revolucionario que se había desatado el 25 de mayo de 1810.

El 9 de Julio de 1816, en el histórico Congreso de Tucumán, Narciso Francisco Laprida pronunció la memorable pregunta ante los representantes de las Provincias Unidas:

“¿Queréis que las provincias de la Unión sean una nación libre e independiente de los reyes de España y su metrópoli?”

Unánimemente, todos los congresales presentes respondieron con un rotundo «sí queremos», en un ferviente grito de libertad.

Hoy conmemoramos esta fecha como el cimiento fundacional de las provincias del Río de la Plata. También recordamos a los valientes hombres que participaron en el Congreso, así como a aquellos que lucharon antes y después, para que los argentinos pudieran vivir el anhelado sueño de la independencia.

En este año, el espíritu entusiasta de nuestros patriotas nos recuerda la inmensa valía de la libertad y la importancia de preservarla. Es momento de reflexionar sobre qué podemos hacer cada uno de nosotros desde nuestro lugar para nunca despertar de ese sagrado sueño de libertad.

Y tal como lo expresó José de San Martín: «Seamos libres, lo demás no importa».

¡Viva la Patria!

GLOSAS 9 de JULIO

GLOSAS para la introducción al Acto del 9 de Julio

1º Modelo: Palabras Alisivas al 9 de Julio, «Día de la Independencia»

En el día de la Independencia, queridos niños y niñas, rememoramos un episodio trascendental que forjó los cimientos de nuestra amada Argentina. Hace muchos años, en un lejano Congreso en Tucumán, valientes hombres se reunieron para tomar una decisión valiosa y audaz: proclamar nuestra libertad ante el mundo.

En cada palabra alusiva que compartiremos hoy, buscamos despertar en ustedes el espíritu de honor y gratitud hacia aquellos que sacrificaron tanto por nuestra patria. Estamos llamados a honrar su legado, a ser ciudadanos ejemplares y a construir un futuro donde reine la justicia y la solidaridad.

Es tiempo de liberarnos de las cadenas que atan a la injusticia, a la mentira y al egoísmo. Debemos alzar nuestras voces y unir nuestros corazones en una lucha común, la lucha por un país más equitativo y compasivo.

En este día de reflexión y recuerdo, tomemos inspiración de aquellos héroes que nos legaron el regalo más preciado: la independencia.

Que su coraje y su determinación nos impulsen a ser mejores, a forjar un futuro brillante donde todos, sin excepción, puedan disfrutar de las bendiciones de la libertad.

¡Que este acto del 9 de julio nos llene de orgullo y nos motive a ser los protagonistas del cambio que nuestro país necesita!

2º Modelo: Palabras Alusivas 9 de Julio

Queridos estudiantes,

Hoy nos reunimos en este solemne acto escolar para conmemorar un acontecimiento que marcó el rumbo de nuestra amada patria.

El 9 de Julio, un día impregnado de coraje y determinación, rememoramos el instante en que valientes hombres unieron sus voluntades para forjar los cimientos de nuestra independencia.

En aquel Congreso General Constituyente de Tucumán, allá por el año 1816, nuestros representantes, imbuidos de esperanza y patriotismo, estamparon su firma en un documento trascendental: la Declaración de la Independencia.

En sus palabras, se proclamaba con valentía la emancipación del Rey Fernando VII y de cualquier forma de dominación extranjera. Fue el momento en que alzamos nuestras alas como nación libre y soberana.

En este día tan significativo, queremos inspiraros, queridos alumnos, a seguir los pasos de aquellos hombres ilustres.

Debemos honrar su memoria siendo ciudadanos ejemplares, comprometidos con nuestra comunidad y dispuestos a construir un país más justo y solidario.

Es nuestro deber romper las cadenas de la injusticia, desterrar la mentira y desvanecer el egoísmo para dar paso a un futuro en el que reine la equidad y la fraternidad.

Recordemos siempre que el legado de aquellos patriotas reside en cada uno de nosotros. En nuestras manos está el poder de forjar un destino mejor para nuestra nación, donde todos y cada uno de sus habitantes encuentren un espacio de dignidad y oportunidades.

En este acto del 9 de julio, unamos nuestros corazones y hagamos eco de los ideales que nos guían. Sigamos adelante con convicción, empuñando la antorcha de la libertad y persiguiendo un horizonte de grandeza.

Pues solo así, juntos, seremos capaces de labrar un futuro en el que la independencia sea el faro que ilumine nuestro camino.

¡Honor y gloria a aquellos que nos legaron este legado de libertad!

¡Viva la patria argentina, hoy y siempre!

3º Modelo – 9 de Julio Palabras Alusivas

Queridos estudiantes,

Hoy nos reunimos en este acto especial para conmemorar un día histórico, un día en el que nuestros antepasados tomaron la pluma y escribieron con tinta indeleble la Declaración de la Independencia.

Fue un momento trascendental en el cual nuestros representantes, reunidos en aquel lejano Congreso de Tucumán, alzaron su voz para liberarnos de las cadenas de la opresión y proclamar nuestra soberanía.

En este acto del 9 de julio, les invitamos a cerrar los ojos y viajar en el tiempo, a imaginar el fervor y el coraje que llenaba el aire en aquellos días.

Fue un momento en el que la esperanza y la determinación se fundieron en una sola llama, una llama que iluminó los corazones de aquellos hombres valientes que soñaron con un país libre y justo.

Hoy, en nuestras palabras alusivas, queremos transmitirles la importancia de honrar a aquellos héroes del pasado, no solo recordándolos, sino también siendo ciudadanos ejemplares en el presente.

Debemos ser los portadores de la antorcha de la justicia y la verdad, rompiendo las cadenas de la injusticia y el egoísmo que aún persisten en nuestro camino.

En cada uno de ustedes, queridos alumnos, reside el poder de hacer la diferencia. Como jóvenes ciudadanos, tienen el deber de construir un país más solidario y equitativo, donde todos puedan encontrar oportunidades y ser valorados por sus méritos.

No olviden que cada pequeña acción, cada gesto de bondad y compasión, puede transformar el mundo que nos rodea.

Hoy, en el día de la independencia, renovemos nuestro compromiso de luchar por un país donde reine la justicia, donde la igualdad sea una realidad palpable y donde el amor por nuestra patria brille en cada uno de nuestros corazones.

¡Honremos a aquellos que nos precedieron y sigamos construyendo juntos un futuro prometedor para nuestra amada Argentina!

¡Viva la Patria!

Glosas para la Entrada de las Banderas

1º MODELO:

Abramos nuestros corazones y dejemos que la emoción nos envuelva en este día tan especial.

Hoy, en el marco del acto oficial en conmemoración del 9 de julio, el día de nuestra amada independencia, nos preparamos para recibir a un símbolo que representa nuestra historia, nuestra identidad, nuestro orgullo: la Bandera Argentina.

Sus colores, el celeste y el blanco, ondean en el viento con gracia y solemnidad.

Cada pliegue de su tela encierra la valentía de aquellos que lucharon por nuestra libertad. En cada hilo se entrelazan las lágrimas derramadas y los sueños forjados por generaciones pasadas.

Es un estandarte que ha presenciado nuestros triunfos y nuestras luchas, que ha sido testigo silencioso de nuestros anhelos y esperanzas.

Hoy, en este momento trascendental, nos unimos para rendir homenaje a nuestra querida Bandera.

Su presencia en este acto es un recordatorio de nuestra unidad como pueblo, de nuestra fuerza como nación. Con reverencia, recibamos su entrada, dejando que la admiración y el respeto florezcan en nuestros corazones.

¡Oh, Bandera Argentina, símbolo sagrado de nuestra libertad y soberanía! Te recibimos con los brazos abiertos, con nuestros ojos llenos de admiración y gratitud.

Eres la expresión tangible de nuestra historia, la llama eterna que nos guía hacia un futuro de grandeza y progreso.

En este día de la independencia, permitamos que la emoción nos invada mientras las Banderas de Ceremonia se acercan a nosotros. Sintamos la trascendencia de este momento, el poder que emana de nuestros símbolos patrios.

Que cada latido de nuestro ser vibre en sintonía con la grandeza de nuestra querida Argentina.

¡Recibamos con honor y reverencia a nuestra Bandera Argentina!

2º MODELO:

En este sagrado recinto, donde convergen nuestros sueños y esperanzas, damos inicio a un acto de trascendental importancia. Nos encontramos aquí reunidos para rendir homenaje a nuestra querida patria en este día histórico de la independencia.

Queridos compañeros, es momento de detenernos y reflexionar sobre el valor inmenso que encierra nuestro símbolo patrio.

La celeste y blanca, con sus colores vibrantes, ondea orgullosa en el viento, representando la lucha y el coraje de aquellos que anhelaron una nación libre.

Hoy, en el ingreso solemne de las Banderas de Ceremonia, nos invita a experimentar la emoción más profunda, a sentir en lo más hondo de nuestro ser el amor incondicional hacia nuestra amada Argentina.

Es un momento de comunión, en el cual nos unimos como una sola voz, como una sola fuerza, para expresar nuestro respeto y devoción a nuestro lábaro sagrado.

Con la mirada llena de admiración, recibamos con el respeto que se merece a nuestra Bandera Argentina, portadora de una historia gloriosa y de un futuro lleno de promesas.

Su presencia en este acto oficial del 9 de julio nos recuerda el valor inmenso de la independencia, la importancia de luchar por nuestros ideales y de preservar la unidad que nos fortalece como nación.

Que este momento trascendental sea impregnado de solemnidad y reverencia, pero también de gratitud y amor. Elevemos nuestros corazones y rindamos homenaje a aquellos valientes que dieron su vida por nuestra libertad, aquellos que dejaron un legado imborrable para las generaciones venideras.

Recibamos, pues, con los brazos abiertos y con el respeto que se merece a nuestra Bandera Argentina, símbolo vivo de nuestra identidad y nuestra patria.

¡Que su presencia ilumine nuestros caminos y nos inspire a seguir construyendo una Argentina cada vez más grande y libre!

3º MODELO:

En este momento sagrado, honremos el símbolo que nos une, Sintamos el latir de nuestra patria en celeste y blanca. Con respeto y amor, reciban nuestra Bandera Argentina, Emblema de lucha y coraje, de una nación independiente.

En su ingreso solemne, dejemos que la emoción nos envuelva, Unámonos como una voz, como una fuerza que no se detiene. En este acto del 9 de julio, recordemos su significado profundo, La importancia de preservar la unidad y el legado que nos une.

Elevemos nuestros corazones, rindamos tributo a quienes lucharon, Por una Argentina grande y libre, por un futuro esperanzador. ¡Viva nuestra patria amada! ¡Viva la Bandera Argentina!

4º MODELO:

En este recinto sagrado, donde anidan nuestros sueños y esperanzas, iniciamos un acto trascendental. Hoy, valoramos el símbolo que nos une y nos enorgullece, sintiendo la emoción de la celeste y blanca.

Con respeto y devoción, recibamos a nuestra amada Bandera Argentina en su ingreso solemne. Su presencia nos recuerda la lucha por la independencia y la importancia de preservar nuestra unidad.

Rindamos homenaje a aquellos valientes que forjaron nuestro destino con coraje y sacrificio. Elevemos nuestros corazones y agradezcamos a quienes nos legaron una patria libre.

Que su presencia ilumine nuestros caminos y nos inspire a construir una Argentina cada vez más grande y libre. ¡Viva la Bandera Argentina! ¡Viva nuestra amada patria!

Glosas del 9 de Julio Anuncio del Himno

1ª OPCIÓN: Palabras Alusivas para anunciar el canto del Himno Nacional

Con orgullo y fervor, nos disponemos a entonar el Himno Nacional Argentino, nuestra gloriosa Canción Patria. Sus versos reverberan el profundo sentimiento de un pueblo que, como en tiempos pasados, se alza para salvaguardar su esencia y su libertad.

Uniendo nuestras voces, la tuya, la suya, la mía, las de todos, entonamos este himno con reverencia y una emoción indescriptible. En ese instante, todas las voces se funden en una sola, resonando como un eco poderoso que representa nuestra identidad argentina…

2ª OPCIÓN – Anuncio del Himno

El Himno Nacional Argentino, sublime canto de nuestra patria, irradia el fervor y el orgullo de un pueblo decidido a preservar su esencia y su libertad. En este momento único, nuestras voces, entrelazadas en armonía, se unen con profundo respeto y una emocionante intensidad. Así, cada voz, la tuya, la suya, la mía, se fusiona en una melodía única, reflejando el espíritu indomable de nuestra amada Argentina…

3ª OPCIÓN para Anunciar el canto del Himno

El Himno Nacional Argentino, nuestra sublime melodía patria, se erige como el fervoroso canto que simboliza la esencia de nuestra nación. Sus versos enaltecen el espíritu de un pueblo que, como antaño, se alza valiente para salvaguardar su identidad y su autonomía.

Uniendo nuestras voces, la tuya, la suya, la mía, y la de todos, entonamos este himno con respeto y una profunda emoción. En este momento, cada voz se funde en una sola, creando un coro armonioso que refleja nuestra esencia argentina…

Glosas 9 de Julio . Retiro de Banderas de Ceremonia

1º Modelo:

En lo más alto de los mástiles, ondeando con orgullo y dignidad, nuestras Banderas de Ceremonia representan el espíritu indomable de nuestra nación. Desde los confines de nuestra amada tierra, desde el norte hasta el sur, desde las montañas hasta los mares, su presencia nos envuelve y nos hermana en un mismo abrazo patriótico.

Con gratitud y respeto, despidamos ahora a nuestra amada Bandera argentina, sabiendo que su espíritu de unidad y libertad perdurará en nuestros corazones. Que su luz siga guiando nuestro camino y manteniendo vivo el amor por nuestra querida patria. ¡Hasta pronto, noble emblema de nuestra identidad nacional! ¡Que tu grandeza y nobleza nos inspiren siempre!

2º MODELO:

Enarboladas en lo más alto, ondeando con orgullo y solemnidad, las Banderas de Ceremonia se erigen como testigos de nuestra identidad nacional. Desde los confines de nuestra amada tierra, desde la Quiaca hasta la Antártida, desde el cielo de Malvinas hasta el horizonte marino, su presencia nos une como una familia unida.

En este momento de despedida, dejemos que el viento acaricie sus pliegues y que el latir de nuestro corazón resuene en su partida. Agradecemos a nuestra querida Bandera Argentina por ser el símbolo que nos guía y nos abraza en cada paso que damos. Que su esencia perdure en nuestros pensamientos y acciones, manteniendo vivo el espíritu de hermandad y amor por nuestra tierra. ¡Hasta pronto, Bandera Argentina, siempre flamearás en nuestros corazones!

3º MODELO

En el vasto lienzo del cielo argentino, ondean con orgullo los colores celeste y blanco, mientras el sol majestuoso nos envuelve con su cálido abrazo. Como una bandera eterna, nuestra enseña nacional nos protege y guía en todo momento.

Con un aplauso ferviente, nos despedimos de la Bandera de Ceremonia, cuya presencia trasciende lo visible. Aunque no la veamos, su espíritu patriótico nos envuelve, recordándonos que está siempre presente en nuestro ser y en nuestra historia.

Que su esencia perdure en cada latido de nuestro corazón, inspirándonos a ser fieles guardianes de nuestra identidad y a seguir construyendo un futuro de grandeza y unidad. ¡Honor y gratitud a la Bandera que nos acompaña en cada paso, símbolo imperecedero de nuestra amada Argentina!

DISCURSO PARA EL ACTO DEL 9 DE JULIO

1º MODELO: Discurso para el 9 de Julio

Queridos alumnos, docentes y miembros de la comunidad educativa,

Hoy nos encontramos reunidos en este importante día, el 9 de julio, para conmemorar un hito trascendental en la historia de nuestra amada Argentina: el día de la Independencia. En esta fecha especial, recordamos el valor y el coraje de aquellos hombres y mujeres que lucharon incansablemente por nuestra libertad, dejando un legado de dignidad y amor por nuestra tierra.

El 9 de julio nos invita a reflexionar sobre los pilares fundamentales que sustentan nuestra identidad como nación: la soberanía, la independencia y la búsqueda constante de la libertad. En este acto, buscamos no solo recordar el pasado glorioso de nuestra historia, sino también inspirar a cada uno de ustedes, nuestros queridos alumnos, a ser protagonistas del presente y arquitectos de un futuro mejor.

Desde el inicio de este encuentro, hemos podido apreciar el simbolismo y la importancia de las banderas de ceremonia, que representan la unidad y la fuerza de nuestra patria. Su ingreso, acompañado por el aplauso respetuoso y emocionado de todos nosotros, nos recuerda el valor de cada uno de los colores celeste y blanco, así como el significado profundo que tienen en nuestra historia y en nuestro corazón.

Además, hemos entonado con fervor y devoción nuestro Himno Nacional Argentino, esa poderosa melodía que nos une como argentinos y nos llena de orgullo. En cada una de sus estrofas, sentimos la emoción de nuestros antepasados que, hace más de dos siglos, alzaron su voz para proclamar la independencia y afirmar nuestra identidad como pueblo libre.

Las palabras alusivas nos han transportado a través del tiempo, recordándonos el valioso legado que nos dejaron aquellos hombres y mujeres que se congregaron en el Congreso de Tucumán en 1816. Sus ideales de justicia, igualdad y autodeterminación resuenan en nuestros corazones, recordándonos que somos herederos de una historia de lucha y sacrificio.

Los poemas y los bailes típicos, presentados con dedicación y entusiasmo por nuestros talentosos alumnos, nos han transportado a momentos y lugares emblemáticos de nuestra patria. Cada expresión artística nos ha recordado la riqueza cultural de nuestro país y la diversidad que nos enriquece como sociedad.

Hoy, en el día de la Independencia, debemos comprometernos a seguir construyendo una Argentina más justa, más solidaria y más libre. Debemos romper las cadenas de la injusticia, de la mentira y del egoísmo, y trabajar juntos para forjar un futuro brillante para todos.

Cada uno de ustedes, queridos alumnos, tiene un papel fundamental en esta tarea. Como ciudadanos comprometidos, es necesario que se involucren en su comunidad, que sean conscientes de sus derechos y responsabilidades, y que luchen por un país en el que todos podamos vivir en armonía y prosperidad.

En este día histórico, recordemos la importancia de honrar a aquellos hombres y mujeres valientes que nos precedieron, pero también asumamos el desafío de ser protagonistas de nuestra propia historia. Celebremos la independencia

2º MODELO: Discurso 9 de Julio

Queridos compañeros, docentes y miembros de nuestra apreciada comunidad educativa,

Hoy nos encontramos reunidos para celebrar un día de gran significado en la historia de nuestra amada Argentina: el 9 de julio, el Día de la Independencia. En esta fecha tan especial, recordamos con admiración y respeto el acto valiente y trascendental que tuvo lugar en la ciudad de San Miguel de Tucumán en 1816.

En aquel tiempo, un congreso de diputados provenientes de diversas provincias de nuestro país, así como algunos diputados exiliados del Alto Perú, se unieron para proclamar la independencia de las «Provincias Unidas en Sud América». Su objetivo era claro y noble: recuperar los derechos que les habían sido arrebatados y establecerse como una nación libre e independiente, desligada del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli.

La región sudamericana enfrentaba desafíos y resistencia contrarrevolucionaria, pero gracias a la valentía y liderazgo de figuras emblemáticas como Manuel Belgrano, José de San Martín y Martín Miguel de Güemes, se logró contener los avances de aquellos que buscaban restaurar la autoridad de la monarquía española en nuestras tierras. San Martín, junto a Simón Bolívar, fue uno de los artífices de las gestas libertadoras que pusieron fin al dominio español en el continente.

El Congreso de Tucumán, integrado por representantes de las provincias históricas argentinas y algunas que posteriormente conformarían la República de Bolivia, marcó un momento crucial en nuestro camino hacia la independencia. Aunque el término «Argentina» aún no se había generalizado para designar a nuestro Estado, veintinueve diputados firmaron el acta de independencia, representando trece pueblos, de los cuales diez forman parte de la República Argentina en la actualidad y tres pertenecen al Estado Plurinacional de Bolivia. Fue un paso significativo, aunque no una declaración de independencia de todos los pueblos que componen la Argentina actual.

La Declaración de la Independencia, proclamada el 9 de julio de 1816, siguió los principios y antecedentes jurídicos y políticos de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, aunque con fundamentos y estructura propios. Nuestros antepasados se enfrentaron a una situación de dominación colonial y decidieron romper los lazos violentos que los ataban a los reyes de España, buscando recuperar los derechos que les habían sido arrebatados. Al igual que en la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, comprometieron sus vidas, bienes y reputaciones en pos de este objetivo.

Los representantes, al firmar la declaración, afirmaron su voluntad de «investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli». Durante la sesión secreta del 19 de julio, se agregó una referencia a cualquier otra dominación extranjera, con el fin de contrarrestar las ideas erróneas de que se trataba de entregar el país a los portugueses. Esta proclama se considera como la piedra

fundacional de nuestra nación, sentando las bases para el futuro desarrollo de Argentina como una república libre y soberana.

Al conmemorar los acontecimientos del 9 de julio de 1816, renovamos nuestras aspiraciones por alcanzar una mayor libertad e igualdad en nuestra sociedad. Recordamos el coraje y la determinación de aquellos hombres y mujeres que lucharon por nuestra independencia, y nos inspiramos en su legado para seguir construyendo un futuro prometedor.

El acto del 9 de julio, día de la Independencia, nos invita a reflexionar sobre nuestra responsabilidad como integrantes de la comunidad educativa. Tenemos el privilegio de ser protagonistas en la escritura de nuestra historia como nación, de contribuir a la formación de las nuevas generaciones y de transmitir los valores de soberanía, identidad, independencia y libertad que son fundamentales para nuestro país.

En este día, recordemos también la importancia de fortalecer nuestra identidad como argentinos. Somos herederos de una rica tradición histórica, de un legado cultural diverso y de un espíritu de lucha que nos ha permitido superar adversidades y alcanzar logros significativos. Es nuestro deber preservar y valorar nuestra historia, respetando las diferencias y promoviendo la unidad en la diversidad.

Asimismo, debemos destacar el papel fundamental de la educación en la consolidación de nuestra independencia. A través del aprendizaje de los conceptos clave de nuestra historia, los alumnos tienen la oportunidad de identificarse como parte de ella, relacionarse con su pasado y aplicar esos conocimientos a su vida en comunidad. La educación nos brinda las herramientas necesarias para comprender y apreciar la importancia de la independencia, y nos impulsa a trabajar juntos por un futuro mejor.

En este sentido, exhorto a todos los presentes a comprometernos en la tarea de formar ciudadanos conscientes, críticos y comprometidos con los valores de libertad, justicia y solidaridad. Nuestro rol como educadores es fundamental para forjar una sociedad más justa y equitativa, donde cada individuo pueda desarrollarse plenamente y contribuir al bienestar común.

En conclusión, en este 9 de julio, día de la Independencia, honremos el legado de aquellos que lucharon por nuestra libertad. Recordemos con gratitud a los diputados del Congreso de Tucumán que proclamaron nuestra independencia y a los valientes patriotas que resistieron y combatieron por nuestra soberanía. Sigamos construyendo sobre esos cimientos, promoviendo la unidad y trabajando incansablemente por un futuro en el que los ideales de libertad, igualdad y justicia sean una realidad para todos los argentinos.

¡Feliz Día de la Independencia! ¡Viva la Patria!

Translate this »